Tag Archives: crónicas

Crónica – La marcha blanca

10 Dic

Hace unas semanas el Gobierno madrileño, al frente del cual se sitúa Ignacio González (PP), continuaba las políticas “liberales” de su predecesora, Esperanza Aguirre, y lanzaba un órdago a la sanidad pública: el Plan Estratégico que supone, entre otras cosas, la privatización completa de nada menos que seis hospitales públicos de la Comunidad de Madrid (Hospital del Henares, Hospital Infanta Cristina, Hospital del Sureste, Hospital del Tajo, Hospital Infanta Sofía, Hospital Infanta Leonor). Ante las durísimas consecuencias para el sistema público de salud que esto supondría, los profesionales sanitarios no se han quedado de brazos cruzados

Como paso a previo a la huelga indefinida convocada por AFEM para el día 26 de noviembre, el día 18 de noviembre profesionales sanitarios de toda la región abarrotaron las calles de Madrid para dejar claro a todos los ciudadanos que dentro de unos meses la sanidad pública recibirá un tremendo golpe que cambiará totalmente su situación como pacientes y que una vez llevado a cabo difícilmente tendrá vuelta atrás.

Sin entrar en excesivos detalles [1], este Plan Estratégico supondrá que la Comunidad de Madrid pagará a estos hospitales (previsiblemente gestionados por Capio o Ribera Salud) una determinada cantidad, aún por determinar, por cada cama que tengan porque, supuestamente, con una compañía privada el coste por cama es menor que con la gestión pública. Esto es así ya que el dato que esgrimen los ideólogos del plan de privatización es una media simple que no tiene en cuenta la complejidad de las intervenciones que se realizan en el Hospital de Valdemoro (hospital del que se han sacado los datos de los costes de la privada) y cualquiera de los grandes hospitales públicos de la comunidad. Si eliminamos este sesgo, resulta que no solo no es más barata la sanidad en régimen de gestión privada, sino que el coste por cama en la pública es de entre 20 y 40 euros más barato.

Contra este negocio disfrazado de gestión responsable, el domingo 18 de octubre a las 11 de la mañana los profesionales sanitarios de los hospitales de Parla y Getafe se unen a los del Hospital 12 de Octubre, Hospital Severo Ochoa de Leganés y Hospital del Tajo y marchan hacia la céntrica plaza de Cibeles, donde se encontrará gente de todos los hospitales de la región. Desfilando por la avenida de Córdoba hasta alcanzar la glorieta de Cádiz para finalmente llegar a la Plaza de Legazpi, la marea blanca va creciendo y  nutriéndose de médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, cocineros. Todos con sus batas blancas y sus pijamas verdes, enarbolando insignias y pancartas y convirtiendo poco a poco el cabreo colectivo en un murmullo de entusiasmo y esperanza de cambio.

Para las 12 de la mañana la marcha enfila el Paseo de las Delicias hacia el centro de la capital y los coches se suman con el claxon a la animada protesta. La manada se nutría de parejas con niños que sostienen carteles de “Se vende: Sanidad Pública”, de ancianos, de esposos, hijos y abuelos de profesionales de la salud que ven en peligro la labor de sus familiares y amigos y su propia condición como presentes o futuros enfermos. Por los balcones, los ancianos se asoman sorprendidos y saludan y aplauden la inaudita marcha. Al llegar a la Estación Puerta de Atocha, la marabunta es ya espectacular y las tímidas consignas se han convertido en estruendosos gritos contra los planes del Gobierno autonómico.

Mientras la multitud intentaba a duras penas alcanzar la Plaza de Cibeles, nos asalta Matthias, un joven turista frankfortés que impresionado por la concentración nos pregunta en excelente inglés por los motivos de la misma. Tras explicarle los más que oscuros planes del ejecutivo madrileño, Matthias se asombra y nos relata como la gestión semiprivada de la sanidad de la que hacen uso en Alemania para nada se asocia con un entramado de negocio tan turbio como éste. Ya en Cibeles y después de andar un buen trecho con nosotros, Matthias se despide y nos desea suerte en nuestra lucha.

Para entonces los profesionales de la salud de todo Madrid se unen en la emblemática plaza y nos vemos arrastrados por una lenta pero firme corriente rumbo a la Puerta del Sol. En el corto en espacio pero largo en tiempo camino, que duró más de una hora, los lemas ingeniosos se entremezclaban con los gritos de “La sanidad no se vende, la sanidad se defiende”, con los timbales atronadores de algunos grupos, con las sonrisas sinceras de los trabajadores de muchos hospitales… La llegada a la Puerta del Sol es difícil y para eso de las 4 de la tarde los trabajadores sanitarios se van disolviendo y vuelven a sus casas con la alegría de haber compartido su indignación con compañeros de toda la comunidad.

Pero el sentimiento general es que falta algo fundamental: nos faltan los pacientes. Nuestra lucha no es sólo por nuestros puestos de trabajo, por la calidad de los mismos o ni siquiera por el ideal de una sanidad pública universal en el que muchos creemos. Nuestra lucha es por y para el enfermo. Porque creemos de corazón que las medidas de privatización feroz supondrán la marginación de los enfermos crónicos, de los afectados de enfermedades raras, de los enfermos más costosos para el sistema. Porque creemos que el día a día de los pacientes se convertirá en un infierno y la calidad de su asistencia, que tanto nos esforzamos por cuidar, descenderá a límites humillantes. Porque no podemos frenar esto nosotros solos, te necesitamos: únete a la lucha de tu hospital a partir del 26 de noviembre y ayúdanos a conseguir una sanidad mejor para ti y para los tuyos.

LA SANIDAD NO SE VENDE…

¡SE DEFIENDE!

Alberto Cabañas (4º HDOC)

[1] En la web de AFEM (http://www.asociacionfacultativos.com/) y de la Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad Pública en Madrid CAS (http://www.casmadrid.org/) puedes encontrar más información sobre los términos de la reforma y sus consecuencias.